He aquí: ¡Una grandiosa forma de perder mucho dinero!

Flock

16 de Enero del 2014, Santiago de Chile

Hay un minúsculo parasito que existe en la naturaleza conocido como: Spinochordodes tellinii el cual infecta grillos y saltamontes.

Una vez que ha alcanzado la madures este gusano es capaz de afectar profundamente el comportamiento de su anfitrión; entre lo más destacado, este gusano puede hacer al saltamontes lanzarse al agua sin su consentimiento.

Esto es perfecto para el gusano ya que necesita humedad para reproducirse. Pero para el saltamontes eso significa la muerte.

Otro vil espécimen conocido como Toxoplasma gondii, que de acuerdo a estudios, al infectar a ratones y ratas estas han demostrado una reducción de sus defensas, haciéndolas más vulnerables a ser alimento para gatos.

La naturaleza está llena de esos indeseables parásitos que manipulan a sus anfitriones, causando comportamientos irracionales, destructivos, y suicidas.

Por supuesto también existen estos entre los seres humanos… Especialmente para inversionistas. La verdad la mayoría de las veces el paracito más peligros y que afecta a la mayor cantidad de inversionistas es una emoción peculiar, llamada: Temor.

Específicamente, el temor a perder una oportunidad dorada. Esto se puede convertir en una pesadilla peor que el mismo temor a perderlo todo.

Ahora si todo el mundo está tirando su dinero por el mismo agujero, se vuelve más fácil olvidar el riesgo de perder nuestros ahorros de toda la vida, invirtiéndolas en ridículas acciones sobrevaluadas.

La mejor manera de perder mucho dinero es seguir a las masas.

Muchos de aquellos grandes y exitosos inversores de la historia fueron esos que tuvieron el coraje de ir en contra de la corriente y del pensamiento inversionista común. Conquistaron el miedo de perder su oportunidad dorada, y fueron y compraron aquello que nadie quería, lo odiado… o más aun, pusieron la vista donde nadie se arriesgaría a ponerla.

Hoy en día con el clima en la bolsa donde está, donde los Bancos Centrales están imprimiendo trillones de dólares por año y empujando por todos lados los precios de los bienes activos, es a veces difícil encontrar demasiados de esas playas vírgenes, o “acciones odiadas” Pero aún existen algunas:

1. Metales Preciosos

El mercado de hoy en día ha socavado y menos preciado el oro. ¡Está acabado! o eso es lo que la sabiduría convencional diría. Especulaciones y sentimentalismos hacia un crecimiento de la economía, han llevado inversores a abandonar el oro, la plata, el platino, etc.

2. Compañías Mineras

Con la rápida caída del mercado de los metales y los márgenes en minería declinando, los precios de las acciones en compañías mineras han pasado de feas a terribles… y muchos inversores a largo plazo están literalmente yéndose a la quiebra.

3. Monedas de mercados emergentes

La moneda en el mundo emergente- Turquía, India, Indonesia, Uruguay, etc. Han sido maltratadas y subestimadas en los últimos meses por el temor de una crisis mundial, a pesar de esto, estas naciones demográficamente cuentan con un cimiento económico fuerte.

Ahora, hablamos de dónde va la masa, es fácil.

Las acciones en EE.UU y Europa Occidental están cada vez más altas.

El renminbi Chino está en un alza de varios años. Y inexplicablemente su mercado está mostrando mucha confianza en ambos el dólar y el euro en este momento.

Los Bonos de gobiernos de los gobiernos occidentales, los cuales están muy endeudados, aun son vistos con obviedad refugios seguros.

Los gobiernos de España e Italia, de hecho, solo emitieron recién nuevos bonos en un nivel record en bajo rendimiento… Obviando por supuesto la juventud desempleada que alcanza el 57.7% y ni hablar de la gigantesca deuda o el déficit en gastos.

A pesar del incremento gradual de los interés que adversariamente impactan los precios y el bolsillo de la gente. Los bienes raíces en EE.UU son una vez más aclamada por los medios como una inversión segura.

Por ultimo-¿Que podría no estar en el radar del rebaño de inversionistas colectivo?

De mi punto de vista, muy pocos inversionistas convencionales están siquiera pensando sobre tierras para agricultura fuera de los EE.UU o en capital privado en mercados en desarrollo.

Pronto, mas sobre este tema.

About the author

James Hickman (aka Simon Black) is an international investor, entrepreneur, and founder of Sovereign Man. His free daily e-letter Notes from the Field is about using the experiences from his life and travels to help you achieve more freedom, make more money, keep more of it, and protect it all from bankrupt governments.

Get our latest strategies delivered
straight to your inbox for free.

Discover our most read content below...

Share via
Copy link